TERRORISMO DE HOY

OISCOT

OBSERVATORIO INTERNACIONAL DE SEGURIDAD, CRIMEN ORGANIZADO Y TERRORISMO

 

TERRORISMO DE HOY

JESÚS A. SEVILLANO FERNANDEZ

Director General de A-GLOSS Agency of Global Security Services

 

Realizando una exploración, si decidimos reducir nuestras vulnerabilidades es probable que nuestras libertades se vean limitadas, por lo tanto el terrorismo estaría logrando su cometido sin mover un dedo y mirando como nuestro temor destruye nuestra libertad.

Aunque sea bastante difícil liberarse de la indignación que la ferocidad de estos actos causa en los sentimientos humanos, hay que mantener la serenidad para poder afrontar los desafíos con una reacción correcta, proporcionada, y de acuerdo a las leyes democráticas y los derechos humanos.

Si bien no existe una definición universalmente aceptada de terrorismo sí que se puede, sin embargo, establecer algunos conceptos que permiten servir de base para estudiar este fenómeno. Realizar análisis de conclusión y relación de acontecimientos, haciendo abstracción de quiénes llevan a cabo las acciones terroristas y a qué objetivos finales pretenden. La tentación de denominar guerra a lo que son ataques terroristas es entrar en el juego de lo que los terroristas pretenden.

ataque-en-londres-c1jpg

La llamada “guerra al terror”, causante de las invasiones de esos dos países, no ha hecho sino incrementar la actividad terrorista. Por lo tanto, parece lógico poner en duda nuevas operaciones para combatir el fenómeno.

El terrorismo islámico a secas despierta tanto rechazo como el tráfico de drogas, el contrabando de armas, la corrupción o la prostitución de menores, excepto que tenga nombre y, sobre todo, rostro, a este mal que contemporáneo, el cual acecha con sus tentáculos en cualquier rincón del planeta.

La primera premisa es considerar el terrorismo como un medio para conseguir algo y no como un fin mediante la violencia física o psíquica para producir terror en la población. Además de las víctimas, también ha de encontrar como llegar al resto de la población el efecto de sus acciones.

Ese guía de la propaganda, de la que depende, son los medios de comunicación social de masas. Todo el mundo puede ver, escuchar y leer repetidamente las imágenes de la destrucción, el horror de la muerte y las consecuencias de no pertenecer al bando de sus autores. Los terroristas tienen bien presente que la violencia provoca reacciones irracionales que llevan a romper la estabilidad emocional de sociedades, gobiernos y Estados. Porque su última característica del terrorismo es su capacidad desestabilizadora

terrorista-atentado-Londres-italiano-marroqui_EDIIMA20170606_0478_4jpg

Los conflictos étnicos, religiosos, ideológicos, pobreza, desigualdad, ausencia de democracia, debilidad gubernamental y corrupción, hacen del terrorismo un fenómeno multicausal. La revolución científico-tecnológica de la globalización ha permitido el acceso a los terroristas al transporte rápido y barato, y al uso de Internet, que les facilita la movilidad y la comunicación.

Es necesario poder estudiar más a fondo ideas que no han sido debidamente exploradas, para explicar las motivaciones, y así poder considerar las alternativas a la hora de entrar en el terrorismo para poder ver si realmente es una táctica racional.